El sangrado de las encías

Que nuestras encías sufran un sangrado, puede darse de forma ocasional en el cepillado de los dientes con excesiva fuerza o bien al utilizar dentaduras postizas que no se ajustan correctamente.

Además de esto, es posible que se trate de un signo temprano de enfermedad gingival y la primera fase que anticipa un resultado que ninguno deseamos: la pérdida de piezas dentales.

Realmente la causa principal del sangrado es la acumulación de placa en la línea de la encía provocando una afección llamada gingivitis o encías inflamadas. Se trata de una inflamación reversible que se manifiesta en dicha forma.

Es importante conocer que su aparición puede darse a cualquier edad y el motivo más frecuente se debe a una higiene bucodental deficiente lo que facilita que las bacterias se adhieran a la superficie de los dientes. Cabe destacar que los cambios hormonales durante la adolescencia o embarazo pueden producir esta afección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*