La salud bucodental de los hijos (II)

Como hablamos en el anterior artículo, la higiene bucal es un hábito que debe instaurarse desde los inicios de la vida, si bien cada etapa tiene sus matices y unos elementos concretos en los que centrarse.

Es importante también prohibir pasarse objetos de una boca a otra. Gestos como chupar su chupete, caramelo…etc. Y algo que ahora esta de actualidad: tener cuidado con los alimentos y bebidas azucarados.

Cuando el niño cumple el año, hasta los 24 meses, es importante comenzar con el cepillado mediante un cepillo suave y pasta con flúor.

Llega la etapa de 3 a 5 años en el que la ayuda de adultos para el cepillado correcto es fundamental, siempre a base de movimientos circulares, los laterales de la lengua y la zona de masticado. La clave es crear un habito en el niño que le impida olvidarse.

Finalmente, entre los 6 y 12 años llega un periodo en el que los dientes de leche se van y ya se convierte en imprescindible el seguimiento de hábitos de salud dental, así como la visita al dentista al menos dos veces al año.

Cuida tu salud bucodental y ayuda a los más pequeños a que lo conviertan en un hábito necesario y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*