Los injertos óseos y la salud dental

En la tarea de la implantología dental no son pocas las ocasiones en las que los pacientes requieren de una rehabilitación maxilar mediante los mencionados injertos óseos.

El objetivo de los injertos en la actualidad es el de proporcionar hueso disponible para poder insertar y reconstruir una dentadura completa que haya sufrido la pérdida de hueso extrema.

Se realiza con un procedimiento es claro: el cirujano obtiene una sección de hueso de otra zona del cuerpo o bien usar un hueso de material especial para injerto e insertarlo en el hueso maxilar. Pasados unos meses el injerto crea el hueso nuevo y fuerte para que el implante sea estable y seguro.

Una vez realizado ese injerto, se podrán satisfacer las necesidades protésicas y estética de los pacientes y lograr de esta forma la inserción de un número mayor de implantes dentales colocados en mejores posiciones.Dicha intervención permite una mejora de la topografía y las condiciones anatómicas de los rebordes residuales alveolares, para la posterior inserción de implantes. Es por tanto que los injertos óseos se emplean para reestablecer las integridad anatómica y funcional.

En Clínica Dental Rodolfo Pita le asesoraremos sobre esta especialidad odontológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*