Las consecuencias del estrés en nuestra salud bucodental

El estrés y la ansiedad son dos afecciones que caracterizan a las sociedad moderna. Vivimos en un mundo en el que el ritmo de vida al que nos vemos sometidos nos hace interiorizar el estrés causando consecuencias en nuestra salud.

Estas afecciones que pueden ser padecidas tanto por niños, como por adolescentes y adultos, con el paso del tiempo van deteriorando nuestro organismo y nuestra salud bucodental.

El bruxismo es uno de los problemas más frecuentes derivados del estrés. Esta afección consiste en apretar y rechinar los dientes de forma inconsciente, ya sea durante el día o por la noche. El bruxismo tiene graves consecuencias en nuestra salud bucodental que van desde el desgaste de los dientes a problemas en los músculos de la mandíbula.

A menudo también podemos encontrarnos con problemas periodentales. El estrés potencia que nuestro cuerpo genere cortisol, hormona que inflama las encías, esto unido a que el estrés en ocasiones nos lleva a descuidar nuestra higiene dental, puede hacer que la placa bacteriana afecte a nuestras encías desarrollando problemas como gingivitis.

Las llagas son otro de los problemas que pueden derivar fruto de la bajada de las defensas que provoca el estrés y la ansiedad.

Debemos aprender a relajarnos para evitar que el estrés haga mella en nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*