La salud bucodental, sin vacaciones de verano

Con la llegada del verano, las vacaciones se convierten en un protagonista mayoritario. Lo cierto es que es tan importante aprovecharlas para descansar y desconectar como para seguir cuidando de nuestros dientes.

La deshidratación y traumatismos, así como las comidas fuera del hogar y los olvidos en higiene dental se convierten en los principales enemigos de nuestros dientes en este verano. No podemos olvidarnos de cepillarlos al menos tres veces al día o incluso después de cada ingesta de alimento.

En esa preocupación por la salud bucodental en verano, la saliva y deshidratación son dos factores también muy importantes. Olvidamos en ocasiones que la falta de ingesta de líquidos provoca daños en nuestra boca ya que la saliva es un protector natural de nuestros dientes, actuando como un potente escudo y desinfectante.
A falta de hidratación, falta de saliva, y a su vez se acelera la creación de placa produciéndose incluso infecciones en las encías. Un litro y medio de agua es una buena cantidad.

Se une a esa deshidratación el aumento de ingestas de alimento en verano y bebidas alcohólicas además de azucares, lo que acelera los procesos de caries. Por ello, es importante seguir la rutina de siempre en el cepillado, acompañado de uso de colutorio e hilo dental, más si cabe en estas fechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*