Elegir cepillo dental manual

La principal variable de los cepillos dentales es la dureza de sus cerdas. Los cepillos duros ejercen más presión sobre los dientes y pueden dañar nuestro esmalte o nuestras encías. Por su parte los cepillos blandos pueden no eliminar adecuadamente los restos de suciedad. Elegir el cepillo adecuado es una decisión personal que debes considerar en función de tu propia boca y de tus hábitos de limpieza.

Si elegimos el cepillo duro y a las pocas semanas vemos que las cerdas están desgastadas y dobladas, esto significa que estamos aplicando demasiada presión sobre los dientes y deberemos utilizar uno un poco más blando. Lo ideal es elegir un cepillo de dureza media que ejerza la justa presión para limpiar, pero sin dañar los dientes.

Así pues, elige el cepillo correcto, consulta a tu dentista y sigue estos prácticos consejos:

  • Cepíllate los dientes al menos durante 2 minutos
  • Realiza el cepillado 3 veces al día y siempre antes de dormir
  • Completa tu higiene diaria con hilo dental o cepillos interdentales y con el enjuague de un colutorio bucal
  • No guardes el cepillo en una funda, pues la humedad favorece la aparición de microorganismos y bacterias. Límpialo bien después de cada uso y déjalo secar en posición vertical

Para finalizar te recomendamos encarecidamente que te pases a los cepillos de bambú, son más baratos y ecológicos; y limpian con la misma efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*