El daño de morderse las uñas

En la actualidad son muchas las personas que se muerden las uñas, bien sea por estrés, aburrimiento, nerviosismo…etc. Este habito es totalmente dañino, pudiendo convertirse en una manía si se escapa de nuestro control, además de perjudicar a nuestra dentadura.

En términos científicos se conoce este hábito como onicofagia, tratándose de algo muy perjudicial para la salud dental a medio y largo plazo. Entre esos daños, el desgaste dental es el más habitual.
En el momento que una persona se muerde las uñas de manera crónica, el efecto producido es el choque continuo de los dientes, el cual a corto plazo provoca un desgaste en los dientes, debilitándose al perder prismas de esmalte.

Otra consecuencia es el aumento de las caries debido a que las manos son un importante foco de bacterias que en el caso de una persona que se muerde las uñas provoca que esas bacterias lleguen a la boca y puedan provocar caries.

Los trastornos en la articulación temporomandibular (ATM) también pueden llegar a costa de morder las uñas. Los huesos y músculos que unen el cráneo con la mandíbula inferior se ven afectados, llegando a provocar dificultades para morder o provocar dolor de oído, cabeza…etc.

En la Clínica Dental Rodolfo Pita te ayudaremos a solucionar los posibles daños que ha podido ocasionar este hábito, el cual es posible eliminar con diversos métodos existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*