Casos que frenan los implantes dentales

Como en todo tratamiento, hay excepciones en las que no es la opción más recomendable a aplicar. Así sucede con los implantes dentales.

Uno de los primeros casos es el de las enfermedades no controladas como la diabetes. Dichas patologías afectan a la capacidad del cuerpo para llevar a cabo la cicatrización y reparación en la colocación de un implante. A pesar de todo, un diabético bien controlado puede ser tratado con éxito mediante implantes. Existen otras enfermedades como la leucemia o cualquiera en la que la quimioterapia o radioterapia esté presente.Pero recuerda, siempre se debe preguntar al odontólogo.

En cuanto al embarazo, también debe frenarse el tratamiento de implantes dentales hasta después de los tres primeros meses del mismo. Lo mejor, es esperar hasta después del parto.

Finalmente no podemos olvidarnos de todas aquellas personas con desórdenes psiquiátricos, los cuales requieren tratamiento así como todos aquellos con estrés emocional severo. Cabe destacar que esto se debe a que el tratamiento con implantes puede producir más estrés. Se debe acudir al médico y odontólogo previamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*